Tel: 91 450 60 29 -

Las durezas de los pies

Las durezas de los pies

Con el ritmo de vida actual es frecuente, especialmente en algunas zonas de nuestro país, que pasemos mucho tiempo andando. No siempre llevamos el calzado más adecuado. Si además eres una persona aficionada al deporte, el riesgo es más elevado. El resultado es la aparición de callos o durezas en nuestros pies. Para tratarlas, es aconsejable acudir a una clínica podológica en Tetuán (Madrid) y la nuestra es muy buena opción.

Las durezas no son más que el resultado de la piel expuesta a una presión continua. Esa presión acelera la producción de células, lo que termina provocando la aparición de una capa de piel muerta gruesa, a la que se da ese nombre de “dureza”.

Normalmente, ese tipo de piel se acumula por una presión mantenida en el tiempo, principalmente en las zonas almohadilladas. La capa suele tener poca profundidad. Los sitios más habituales en los que aparecen son la planta del pie y los talones. Es fácil distinguirlas al tacto y por su apariencia de color amarillo o marrón oscuro.

Aunque en un principio no son molestas, con el paso del tiempo pueden resultar muy dolorosas y provocar otros problemas.

El motivo de su origen puede estar en el uso de tacones altos o la obesidad, por citar solo dos.

Si estás sufriendo la aparición de durezas o callos en tus pies y no consigues eliminarlos te animamos a que pases por nuestra clínica podológica en Tetuán (Madrid). Con la ayuda de un podólogo podrás eliminarlos rápidamente.

Además, en la Clínica Podológica Jerónima Llorente te podemos ofrecer algunos consejos para evitar la aparición de este tipo de molestias. El cuidado de tus pies es fundamental para mantener una buena calidad de vida.