Tel: 91 450 60 29 -

Dedos en martillo: tratamiento

Dedos en martillo: tratamiento

Hoy en día los podólogos, gracias al desarrollo de nuevas técnicas, como el estudio de la marcha o el estudio biomecánico de la pisada en Chamberí, pueden ayudarte a prevenir la aparición del dedo en martillo. En este post te hablamos de cómo tratarlo.

El dedo en martillo es una patología frecuente, derivada entre otros motivos del uso del calzado y la pérdida de musculatura de los dedos de los pies. Al calzarnos, comprimimos los dedos. Estos se deforman al perder tono muscular por la falta del ejercicio que realizarían si fuésemos descalzos.

El dedo en martillo es un proceso que se suele desencadenar a partir de los cuarenta años, y si se trata desde el principio la subluxación del dedo con la que da comienzo la deformación se puede corregir. Mediante técnicas como un estudio biomecánico de la pisada en Chamberí, una revisión de la marcha o el examen de las diferentes presiones que sufren los dedos, el podólogo te ayudará a prevenirlo.

Es fundamental que evites el calzado de tacón alto o con punta estrecha para intentar detener la progresión de la deformidad. Usa zapatos amplios, de tamaño apropiado, con plantillas suaves para lograr mayor comodidad.

También es recomendable realizar ejercicios para distender la fascia plantar y para mejorar la flexibilidad del pie. Practicar un suave masaje de los dedos ayudará a relajarlos, y la aplicación de frío local puede servir como anestésico y ayudará a mejorar los síntomas.

El podólogo puede recomendarte la extirpación de callosidades o proteger la zona afectada con almohadillas. Incluso en una primera fase se pueden realizar infiltraciones locales (de anestésico y corticoide). Si no se actúa, con los años la subluxación se convierte en definitiva, y entonces el único tratamiento a aplicar es la cirugía correctora.

En la Clínica Podológica Jerónima Llorente estamos especializados en el tratamiento integral del pie. Ven a conocernos.

haz clic para copiar mailmail copiado