Tel: 91 450 60 29 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

Genu valgo y genu varo en niños

Genu valgo y genu varo en niños

Los niños están en constante desarrollo físico hasta aproximadamente los 20 años, por lo que los cambios en la forma de andar en la infancia son bastante frecuentes. Con un estudio biomecánico de la pisada en Chamberí es posible conocer si nuestro hijo tiene o va tener problemas con la forma de caminar en la edad adulta.

Principalmente, hay dos tipos de pie que modifican la forma de andar: el genu valgo y el genu varo. El genu o pie valgo, se caracteriza por hacer que al andar o estar quietos, las piernas adopten una forma de "X", es decir, con las rodillas hacia dentro y los tobillos ligeramente hacia fuera. En cambio, a quien se le diagnostica genu varo, también conocido popularmente como "piernas zambas", tiene una tendencia a caminar con las piernas arqueadas.

Si en el estudio biomecánico de la pisada en Chamberí se le detecta a un niño este tipo de pisadas no hay que alarmarse, puesto que en la gran mayoría de los casos se debe a un factor fisiológico. Generalmente, los niños de 0 a 3 años tienden a desarrollar el genu varo y posteriormente, entre los 4 y los 8 años es muy posible que desarrollen el genu valgo.

A partir de los 10 años la forma de la pisada se estabiliza y se asemeja más a la pisada de un adulto. Por lo tanto, es cuestión de crecimiento. Además, es importante realizar ejercicio moderado habitualmente para que el niño se desarrolle con total normalidad.

Si tienes alguna duda o consulta, o piensas que la forma de andar de tu hijo no es la habitual en niños de su edad, puedes acercarte a nuestra Clínica Podológica Jerónima Llorente y estaremos encantados de atenderte. Recuerda que también atendemos a adultos y desarrollamos plantillas ortopédicas para modificar la pisada del cliente que así lo necesite.

haz clic para copiar mailmail copiado